Noticias

Covid, el arzobispo de Palermo: sí a las procesiones pero precaución. Decálogo a las cofradías

#Covid #arzobispo #Palermo #sí #las #procesiones #pero #precaución #Decálogo #las #cofradías

Sí a las procesiones religiosas pero con mucha cautela. Así escribió a las Cofradías el arzobispo de Palermo Corrado Lorefice.
“El cese del estado de emergencia no coincide en realidad con una superación completa de la crisis de la pandemia – escribe el arzobispo – El rebrote de contagios, especialmente en nuestra isla, nos obliga a no bajar la guardia y a actuar con extrema cautela y prudencia.
Si los protocolos gubernamentales ya no prevén las severas restricciones de los últimos meses, esto no significa que podamos volver imprudentemente a los hábitos del pasado».

Y aquí están las direcciones a seguir. En la tarde del Jueves Santo, la iglesia celebra el misterio de la Eucaristía, instituido por Cristo durante la Última Cena: evite todo lo que entre en conflicto con el espíritu de esta celebración y anticipe indebidamente aspectos de la procesión de ve.
El Viernes Santo, el inicio de la procesión está previsto de tal manera que se dé la oportunidad de participar antes, en las parroquias e iglesias autorizadas, en la celebración de la Pasión del Señor.
Asimismo, se prevé el regreso no más tarde de las 23.30 horas.
El camino procesional está diseñado de forma que sea fácil y sin desviaciones bruscas.
En la medida de lo posible, nos limitamos a los itinerarios que caen dentro de los límites del territorio parroquial.
Los fercoli procesionales están decorados con sobriedad y decoro.
No pegues papel moneda y objetos de valor en ellos, y mucho menos en imágenes sagradas.
La animación de la procesión sigue siendo de fundamental importancia.
Debe preverse una sola banda musical, (¡realmente es un desperdicio tener más de una!), para alternar con la banda marchas, cantos y oraciones que ayuden a los fieles a mantener un clima espiritual y de oración.
Para ello, se debe disponer de un buen sistema de amplificación que favorezca la participación de los fieles en los momentos de canto, reflexión y oración.
Teniendo en cuenta el momento particular, aún se debe tener mucho cuidado para mantener todas las precauciones higiénico-sanitarias, dictadas sobre todo por el sentido común, concluye el decálogo.

© Todos los derechos reservados