Billete de casi 7.000 euros: el centro fundado por el padre Puglisi corre el riesgo de cerrar

El Centro Padre Nuestro fundado en el barrio de Brancaccio de Palermo por Don Pino Puglisi, el cura asesinado por la mafia el 15 de septiembre de 1993, corre peligro de cerrar por no poder sostener el aumento exponencial de las facturas. «Si a fines de septiembre el gobierno no encuentra una solución a la energía costosa, incluso para las entidades del tercer sector – dice el presidente del Centro Maurizio Artale – nos veremos obligados a cerrar las oficinas y despedir a los trece empleados, con el agravante de que el Centro ya no podrá ofrecer sus servicios a los grupos sociales más débiles”.

Artale explica que el centro de acogida Padre Nostro atiende a unas 600 familias “en sus necesidades básicas además de ofrecer muchos otros servicios. Las personas que hoy encuentran algún tipo de refrigerio, aunque sea parcial, ya no serán asistidas mañana. Por otro lado, ciertamente no es nuevo que las grandes y pequeñas crisis económicas golpean siempre a los más débiles y frágiles».

Los montos de las facturas entregadas al Centro son desorbitados. “Nosotros también -añade Artale- como han hecho algunos empresarios, queremos hacer públicas las facturas que hemos recibido: sólo del mes de julio, sólo por consumo eléctrico, ascienden a 6.823,24 euros, frente a los 3.640,86 del mes anterior. En julio de 2021 el importe era de 1.706,41 euros, hubo un incremento del 400%. A estos hay que sumar las facturas de gas y agua de las distintas oficinas de servicio».

© Todos los derechos reservados

Category Palermo

This post is also available in: Inglés Francés Español