Ex Pip contra el Hospital Cívico de Palermo, llegan buenas noticias hacia la sentencia

#Pip #contra #Hospital #Cívico #Palermo #llegan #buenas #noticias #hacia #sentencia #BlogSicilia #Latest #news #Sicily

Todavía no es una sentencia sino una ordenanza que es un buen augurio para el denso ejército de ex Pip que trabajan dentro de laHospital Cívico de Palermo. Llevan años trabajando, ocupando cargos de cualquier tipo, pero nunca han firmado un contrato y nunca han devengado cotizaciones que, algún día, les permitan tener una pensión justa.
Una especie de “explotación” profesional de una cuenca enorme de trabajadores que claman por la estabilización.

La buena noticia que recibió el ex Pip

La orden del juez, que llega durante el proceso en curso, es acogida con gran satisfacción por el equipo de abogados que asiste cientos de trabajadores ex Pip.
En los recursos interpuestos, los abogados defendieron la “inserción estable de los ex Pipas en la organización del Hospital Cívico así como empleados permanentes, quienes en realidad siempre han cumplido sus funciones como subordinados reales con todas las consecuencias jurídicas que se derivan de la demanda”.
del Convenio Colectivo Nacional de Trabajo del Sector Salud”.

Un paso importante hacia la sentencia.

Llegó la última y más importante pieza de un proceso ante el Juzgado de Palermo-Sección Laboral, promovido por los trabajadores pertenecientes a la gran cuenca del ex Pip contra el Hospital Cívico de Palermo.
Tras meses dedicados a pruebas testimoniales y al estudio de la documentación aportada, el juez de instrucción dispuso el nombramiento de un asesor contable para calcular las diferencias salariales y de cotización.
Una orden de la que se entera positivamente el ex Pip a la espera de la sentencia.
Así lo anunció el abogado Giuseppe Emanuele Greco, junto a los codefensores, Michelangelo Girandoli, Ugo Pecoraro y Manuela Lo Cascio.

“Reconocer dignidad a estos trabajadores”

Con la disposición del juez, “finalmente se podría reconocer la dignidad en el servicio prestado durante años por los ex trabajadores del Pip, y esto constituiría un golpe de gracia para el Hospital Cívico de Palermo que, después de haber dependido completamente de la mano de obra durante años de aquellos perteneciente a la cuenca, corre el riesgo de pagar una “factura muy alta”, pero por diferencias salariales y de cotización”.

“explotación” profesional

“Hemos demostrado -añade el abogado griego a BlogSicilia- que el carácter asistencial de estos trabajadores nunca existió salvo durante un año y que prestaron su negocio como si fueran permanentes.
En todos estos años se ha producido una “explotación” profesional de estas personas de la que, hasta la fecha, el hospital ya no podía prescindir”.
“Recibimos la disposición con el mayor orgullo profesional”, agrega el defensor legal del ex Pip del Cívico, quien también destaca el importante y complejo trabajo en equipo realizado hasta el momento”.

This post is also available in: English