Vive en el Norte y sigue a Palermo a todos lados: “Detenido solo por un problema de salud, estaré allá en Padua”

#Vive #Norte #sigue #Palermo #todos #lados #Detenido #solo #por #problema #salud #estaré #allá #Padua

El deporte es pasión, siempre.
El fútbol es alegría.
Pero Palermo, en este momento, para muchos, es razón de vida.
Para creerlo, pregúntenle a Andrea Palazzo, que vive en Bassano del Grappa, en la región del Véneto, y ha contado su historia, sus vivencias y sus sensaciones de cara a la final contra Padua.
El 12 de junio, el rosanero de Baldini jugará la Serie B en un estadio que ya hierve de pasión.
A veces, no necesitas estar físicamente presente, solo estar allí con tu corazón.
Y el aficionado en cuestión tuvo que perderse todos los partidos fuera de casa en los playoffs por problemas de salud.

Pero ahora, de nuevo en forma, no ve la hora de estar en Euganeo en Padua para apoyar al rosa y al negro: “Tuve un problema de salud y el 2 de mayo fui hospitalizado en Bassano del Grappa.
Seguí la carrera en Trieste desde la cama de un hospital.
Para mí fue un dolor doble.
Todos mis amigos del grupo ‘Rosanero Unnegghiè’, al que pertenezco, estaban en el estadio y ya no estaba en la piel”.

Andrea contó entonces una anécdota sobre el episodio del gol de Floriano: “Cuando marcó me vitoreé como un loco en la sala y los demás pacientes me preguntaron qué partido seguía.
La convalecencia -añadió- me obligó a mirar a todos los demás”.
Desafíos en tv.
Pero ahora estoy listo para Padua, ya hice el boleto“.
Un hincha especial, que ama incondicionalmente y va más allá del obstáculo.
Ahora está curado y listo para apoyar a Palermo en el partido de ida de la final de los playoffs.

A continuación, Andrea Palazzo hizo un recuento de sus mejores partidos fuera de casa, agregando anécdotas particulares y divertidas: “Era el 11 de diciembre de 1983 y los rosaneros estaban en la Serie B.
Palermo marcó en el último minuto con un gol de De Biasi con asistencia de Maio.
El balón me pegó en la cabeza, yo estaba con mi padre y muchos se rieron.
Mi padre estaba ahí para mí, él no sigue mucho el fútbol.
Un hombre detrás de mí dijo ‘ahora vamos a marcar’ y así fue.
Fue una sensación increíble.
Recuerdo esa acción perfectamente, en 10 segundos se hizo realidad lo que había dicho un fan”.

Luego la magnífica experiencia de la final de la Coppa Italia contra el Inter, que para los hinchas palermitanos representa una especie de “reliquia” histórica, a pesar de la derrota.
Andrea también estaba allí.
Viajes, trenes, largos sueños en el aeropuerto: “El viaje que recuerdo con melancolía fue sin duda la final de la Copa de Italia.
Estuve en Bassano del Grappa, dormí en Venecia en el aeropuerto.
Fue una masacre física pero fue “Valió la pena.
Había una mancha rosa en el cielo en el Olimpico.
Ya había estado en Roma en el momento de Montella, en el partido que terminó 1-1 con un gol de Grosso.
Pero volviendo a la final, estaba el de Jovanotti canción antes del partido.
No sé si alguna vez podremos revivir una emoción así.
Fue indescriptible.
También estuve en Ascoli, cuando Di Napoli marcó en el último minuto.
Era el año de Sonetti.
Y luego 15 días después fui Lecce-Palermo.
Aquí estábamos en un microbús, muchas horas de viaje, un siroco y la conciencia de tener que volver a casa después de una dura derrota; terminó 3-0 “.

Pero esto es el pasado, ahora queda otra final por jugar.
Otro presente, quizás aún más bonito: “El 12 de junio habrá, si cabe, aún más entusiasmo que en el pasado, porque esta final fue inesperada.
Creo que nadie, ni siquiera el más optimista de los aficionados, se lo podía haber esperado”.
un resultado de la Justa piensa que hemos pasado de 4.000 hinchas a 35.000.
Será una semana de pasión y calor, que involucrará a toda la ciudad.
También estarán los que no siguen el fútbol”.

© Todos los derechos reservados

This post is also available in: English