Noticias

¿Scoma en Palermo y Croce en Messina? Discutimos sobre quién pero no hablamos de qué. Germanà: “Por eso no me rindo” | el eco del sur

#Scoma #Palermo #Croce #Messina #Discutimos #sobre #quién #pero #hablamos #qué #Germanà #Por #eso #rindo #eco #del #sur

De un día a otro, de aplazamiento en aplazamiento, hemos llegado a Semana Santa y todavía nada está definido para las Administraciones del 12 de junio, cuando en Sicilia, además de una serie de Municipios, también se convocarán Palermo y Messina, dos ciudades.
al voto metropolitano donde las elecciones están íntimamente ligadas a las posteriores elecciones autonómicas de octubre.
Encasillar a los candidatos en una lógica de coalición significa tener una imagen clara del conjunto, por lo tanto, el equilibrio de poder y la confiabilidad entre los socios para marchar juntos.
Compacidad que todavía no se ve.
Para razonar con el escenario actualizado el domingo por la noche, se podría decir que el centroderecha se orienta a cerrar las candidaturas de Maurizio Croce en Messina, Francesco Scoma en Palermo y por lo tanto la reconfirmación de Nello Musumeci en el Palazzo d’Orleans.

Sobre Scoma hubo el respaldo de Matteo Salvini, quien en Palermo lo señaló como el mejor candidato del Municipio para cerrar con la experiencia de Orlando.
En Croce a Messina, parece que Elvira Amata también asintió en silencio en nombre de los Hermanos de Italia.
Y con un jugador de la Liga en Palermo, un centrista en Messina, está de más decir que la posición de Musumeci en la Región sería pacífica, más aún si el reacio Gianfranco Micciché tiene garantizado un regreso en tándem a la presidencia del Ars.

capitulo cerrado? Quizás

Porque la Lega, la lista cívica Prima Italia bajo cuyo logo correrán los ligueros y acogerá a candidatos del Mna, el movimiento autonomista de Lombardo y Di Mauro que tiene un acuerdo con la Liga, encuentra resistencia en Palermo en los otros aspirantes a la calibre de Roberto Lagalla (Udc), y Francesco Cascio, exponente de Forza Italia y expresidente de Ars.
Pero si, como parece, la luz verde para Scoma vino del propio Berlusconi, es difícil que los aliados digan que no.

En cuanto a Messina, la Liga Norte y ex partidario de la fuerza Nino Germanà, diputado nacional, no tiene la intención de hacerse a un lado después de ser indicado por su partido, aunque entre diferentes vetos.
No había interés en Messina, ni de Berlusconi ni de Dell’Utri, por lo que habría espacio para la acción.
Aquí Germanà intenta resistir.
Veremos cómo en breve.

Mientras tanto, claro, y elocuentemente, está que en la Ciudad del Estrecho, la habitual Cenicienta siciliana, se han consumado mesas de discusión sobre quién debe ocupar la sede del Palacio Zanca sin concebir nunca un ápice de programa, de cosas por hacer.
hacer, de opciones a ser compartidas para administrar en los próximos cinco años; discutirlo entre los socios y tal vez participar en la Ciudad.
En cambio, como si todo fuera a desvalorizarse en el nombre a poner en marcha, no se menciona la misión-visión a encomendar a los próximos administradores.
En definitiva, los participantes en estas mesas no están muy interesados ​​en lo que pretenden hacer, no discuten las líneas operativas para trazar al menos un cuadro de conjunto, un proyecto capaz de relanzar el papel de la ciudad también en su relación con el Costa de Calabria.
La ‘bufanda’ está en el quién, el resto no cuenta.

El ‘disidente’ Nino Germanà

En Messina, por lo tanto, por un lado, hay una fuerte cruz de los cuatro niveles que la sostienen (Sicilia Futura, Forza Italia, Ora sicilia y Udc) con la probable anexión de los Hermanos de Italia esperada mañana, después de otra consulta.
mesa; por el otro, un Germanà que no renuncia a su candidatura despreocupada (nunca clara y definida) de primera y segunda hora.
Y motiva su resistencia a dar un “paso atrás” a través de un vídeo colgado en Facebook, en el que aparentemente responde a la petición de un amigo (Pippo Isgrò) de retirarse en el cartel de la unión de centroderecha, pero en realidad, le dice a la ciudad que debería votar por él si su nombre se colocara definitivamente en la arena política para la carrera por la alcaldía de Messina.

Nino Germanà, en resumen, explica que no debe ser él el que retroceda sino quien primero propuso a Maurizio Croce, un candidato al que define como respetable y buen técnico, pero que no conoce la dinámica de Messina.
Uno que se divide entre Roma, donde vive su familia, y Palermo, donde trabaja.
Uno lejos de Messina de la época de la Universidad.
Él, sin embargo, Germanà, recuerda que de la escuela primaria a Savio, pasando de la escuela secundaria a Verona Trento, luego al Liceo Classico La Farina, finalmente de la universidad de la ciudad, es de Messina.

Pero luego, subraya la falta de discreción de quienes, Picciolo di Sicilia Futura, recién ingresado en el equipo de centroderecha porque siempre en el frente opuesto, forzaron el papel de neopartido de la coalición, para presentar una propuesta que debería haber sido de los partidos a largo plazo dentro del centro-derecha.

Un razonamiento indiscutible, el de Germanà, pero es una pena que la propuesta fuera compartida por la mayoría de los componentes de la coalición.
Después de todo, los líderes de su propio partido, la Lega, no parecen exagerar al promocionar su nombre.
Él, por su propia elección, no dará un paso atrás.
Pero para hacerle dar un paso adelante, de momento, no hay nadie que le empuje.