Noticias

“Robos de furgonetas en la Toscana”, una banda vencida: dos palermitanos bloqueados en el puerto de Livorno

#Robos #furgonetas #Toscana #una #banda #vencida #dos #palermitanos #bloqueados #puerto #Livorno

Furgonetas y grúas: estos eran los vehículos objetivo de una organización criminal especializada en el robo y recepción de vehículos comerciales e industriales.
Los investigadores de la Compagnia di San Giovanni Valdarno llegaron hasta Sicilia, Palermo y su provincia, para encontrar a los autores de los robos que golpean la provincia de Arezzo y la Toscana en general con un ritmo trepidante.

Todo empezó en la segunda quincena de febrero cuando, a los pocos días, se produjo una andanada de tiros en el área de Aretino: robos de furgonetas y una grúa y el intento de robo de una segunda.
En las mismas semanas se habían producido algunos ataques a cajeros automáticos, por lo que los investigadores habían supuesto que las furgonetas habían sido sustraídas por una “banda delictiva dedicada a la técnica del desdoblamiento”.

“Las investigaciones comenzaron de inmediato – explican los soldados de la unidad operativa y móvil de la compañía Carabinieri de San Giovanni Valdarno – que inmediatamente negaron la tesis inicial: los robos de vehículos no tenían nada que ver con los disparos en el banco, y habían sido perpetrados por un grupo que venía del sur de Italia”.

En ese momento, los investigadores partieron de investigaciones clásicas: desde la minuciosa inspección de las escenas del crimen, pasando por el análisis de las imágenes inmortalizadas por los circuitos de videovigilancia, hasta las indicaciones relativas a las matrículas de los coches utilizados y también captados.
por las cámaras presentes en la zona.
Y luego escuchar a numerosos testigos.
“El punto de inflexión en las investigaciones estuvo representado por la identificación del automóvil utilizado por los delincuentes para llegar a los lugares de los disparos y alejarse de ellos inmediatamente -explican militares de Arma-.
Las investigaciones sobre quién usó el automóvil llevaron a la investigadores lejos de Arezzo, hasta la provincia de Palermo, donde la banda tenía su base.
Los miembros se movían a veces en ferry y a veces cubrían todo el recorrido en automóvil, subiendo todo el maletero “.

Las investigaciones posteriores se desarrollaron utilizando principalmente sistemas técnicos, de observación y control de los sospechosos, hasta el ensombrecimiento.
El entramado circunstancial se ha ampliado así, conectando a la banda con otros planos de vehículos del mismo tipo, todos compartiendo el mismo modus operandi.
En los últimos días, tras la identificación de los principales sospechosos, el círculo se ha cerrado.

Los carabinieri de la compañía de San Giovanni Valdarno, dirigidos por el comandante David Millul, teniendo la certeza de que la pandilla regresaría a Toscana, monitorearon a distancia a los distintos miembros y luego intervinieron en el puerto de Livorno.
Aquí lograron bloquear a dos miembros de la banda (pero en la ocasión al menos un tercero logró escapar, aprovechando la confusión del abordaje de Livorno).
Son dos palermitanos de 30 y 40 años, agobiados por varios antecedentes policiales.
Los dos se embarcaban para regresar a Palermo, no sin antes haber cargado también a bordo dos camionetas Iveco Daily y dos grúas, robadas en los días previos entre Signa, Livorno y Pisa.
Los vehículos también estaban equipados con placas, unidades de control y papeles de registro que ocultaban su origen.

Sin embargo, las investigaciones no cesaron: era necesario identificar al tercer cómplice.
La sospecha era que la pandilla había hecho uso de al menos una base capaz de moverse con facilidad en la Toscana.
Las sospechas se habían centrado en un hombre originario de Arezzo, pero que hacía tiempo que se había mudado a Sicilia.
Donde, de hecho, se sabía que estaba involucrado en actividades ilegales junto con las dos personas identificadas en el puerto de Livorno.
“El siguiente paso fue solicitar y obtener un decreto de allanamiento local y personal.
Una vez obtenido el decreto del Ministerio Público de Arezzo, los investigadores de la unidad de radio móvil y operativa de Corso Italia volaron a Palermo, donde, con el apoyo de sus compañeros del lugar, realizaron los allanamientos, que involucraron los distritos de Borgo Nuovo y Uditore, resultaron exitosos, habiéndose encontrado una amplia gama de instrumentos útiles para la apertura y arranque de los motores de los vehículos a ser sustraídos”.

Otro vehículo también fue encontrado robado en la provincia de Arezzo: estaba en un garaje en posesión del presunto base de Aretino.
En ese momento, dada la evidencia del marco circunstancial, fue denunciado en estado de libertad por haber recibido la camioneta sustraída.
Todos los vehículos encontrados han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

fuente: Noticias de Arezzo