Rita Barbera y su candidatura a la alcaldía sin partidos: “Palermo preso de emergencia, hay que liberarlo”

#Rita #Barbera #candidatura #alcaldía #sin #partidos #Palermo #preso #emergencia #hay #liberarlo

El domingo, en el parque de Villa Tasca, está prevista su primera aparición pública como candidato a alcalde.
Sin embargo, desde hace varios meses, Rita Barbera, ex directora de las prisiones de Pagliarelli y Ucciardone, pero también de la prisión de Cavallacci en Termini Imerese, ha tomado el campo.
Solo.
Sin partidos atrás.
Una elección deliberada, deliberada.
Aunque no descarta dialogar con la zona de centroizquierda, la que más se acerca a su credo político.
“Pero ojo -advierte- no soy un candidato de centroizquierda.
El mío es un proyecto de ciudad: pongo mi experiencia profesional a disposición de los palermitanos para liberar a Palermo de las emergencias crónicas de las que es un prisionero”.

Carlo Ramo, su hombre de comunicación, asiente.
El publicista, autor del eslogan “El alcalde sabe cómo hacerlo” -eslogan que marcó el regreso de Leoluca Orlando al Palazzo delle Aquile en 2012- y de muchas otras campañas de comunicación política, lo sigue paso a paso: desde reuniones alrededor la ciudad a la sede establecida en una oficina en via Notarbartolo, justo donde está el árbol Falcone.
Un lugar simbólico para quienes, como Rita Barbera, vivieron la era del maxijuicio y las masacres.
Pero también de las post-masacres, “un período en el que -recuerda- manejé a casi todos los mafiosos del 41 bis que regresaron a Sicilia para la apelación del maxi-juicio, después de haber sido encarcelados en prisiones especiales de los menores islas italianas”.
Hace tres años el retiro, hoy la aventura en la política de Rita Barberá, quien en la carrera por la alcaldía contará con el apoyo de dos listas independientes de aspirantes a directores.
Ella misma también estará entre las candidatas a la Sala delle Tombidi.

A diferencia de otros candidatos, que acaban de empezar o no han empezado realmente la campaña electoral, ella ya ha tenido la oportunidad de viajar por la ciudad y conocer gente.
¿En qué estado de salud se encuentra Palermo, qué quieren los palermitanos y qué opina de los partidos que siguen discutiendo perímetros, alianzas y candidatos a dos meses de la votación?

“Decidí iniciar mi campaña electoral en septiembre pasado porque estoy convencido de que la ciudadanía debe saber bien quién se presenta a la alcaldía.
Me parece una falta de respeto el retraso de los partidos: no es correcto tirar un nombre desde arriba en el último minuto y decir los votantes ‘¡voten!’.
Es una lógica que no me corresponde.
Una candidatura debe llenarse de contenido, los que postulan tienen la obligación de decir lo que quieren hacer.
Soy conocido solo en una parte de la ciudad “He decidido anticiparme a los tiempos.
La mía no es una candidatura que venga de la táctica.
Por lo que he podido comprobar, los palermitanos no se sienten respetados.
El abandono y las emergencias crónicas que atenazan a la ciudad son la clave de esta carencia”.
de atención.
La actual administración no ha podido dar las respuestas necesarias a los pedidos de los palermitanos”.

En su opinión, ¿realmente se ha producido el cambio cultural que tanto proclamó el alcalde Orlando en los últimos años?
“No sé a qué tipo de cambio cultural se refiere Orlando.
Si es un cambio de imagen, tal vez sí; si hablamos de respeto a las normas y civismo, creo que no.
No, no hubo apoyo por parte de la los ciudadanos”.

A su juicio, quien ha sido director de varios penales, ¿se puede reeducar Palermo?
“Absolutamente sí.
Con trabajo duro, serio, involucrando y empoderando a la ciudadanía lo podemos lograr.
Estoy seguro.
Mi experiencia profesional me dice que sí, lo he vivido en el campo con los presos, que son considerados un desecho de la sociedad.
, por eso estoy convencido de que esta ciudad puede cambiar”.

Las cuentas municipales están en números rojos, faltan las estimaciones presupuestarias de 2021 y 2022: la administración de Orlando, en lugar de declarar el colapso, ha optado por un plan de reequilibrio que duplica los impuestos.
En estas condiciones, ¿cómo se podrá garantizar la eficacia de aquellos servicios -mantenimiento de carreteras, cementerios, residuos, transporte…- de los que ya hoy se carece?

“Esta gestión deja un legado nefasto en términos económicos.
No contar con los presupuestos aprobados y estar atado a un plan de reequilibrio pone al Municipio en una condición de dificultad objetiva.
Sin embargo, habiendo tenido experiencia administrativa, sé que con la contratación de responsabilidad y un actitud que apunta al bien común más que a la búsqueda del consenso, probablemente se pueda encontrar alguna solución efectiva.Recuerdo que Nápoles ha estado sujeta a un plan de reequilibrio durante diez años y De Magistris ha gobernado durante dos mandatos consecutivos.el plan de reequilibrio puede ser remodelado.
No soy técnico, pero digo que si hay una buena planificación, algo se puede hacer.
Siempre y cuando tengas los pies en la tierra.
Palermo merece un proyecto más amplio.
Sin embargo, como mujer pragmática que soy, digo que primero hay que ‘limpiar la casa’, me refiero al puente de Corleone, al ‘tapón’ de viale Regione cerca de Lidl, a los cementerios, etc.
n es fácil, el próximo alcalde tiene la tarea de comunicarse correctamente con los ciudadanos.
Hoy los servicios mínimos no están garantizados: es una cuestión de dejadez más que de imposibilidad objetiva.
Todos los días los palermitanos salen a la calle con la conciencia de tener que hacer todo solos: ni un policía en la calle, largas esperas en la parada del colectivo si no tienes el privilegio de vivir en el eje de la línea 101, no estacionamientos, interrupciones y huecos continuos, aceras destrozadas, y finalmente basura por doquier.
Pues a pesar de esto Palermo no es el lejano oeste y esto se debe al sentido de pertenencia a la ciudad que, a pesar de lo dicho, existe y es fuerte.
Corresponde también a quien la administra practicarla, motivarla y promoverla, sobre todo en el cumplimiento del deber”.

En su currículum tiene experiencias como candidato de centroizquierda por las ARS con el DS y el Partido Demócrata.
Ahora que ha decidido correr sola, ¿qué la impulsó a hacerlo? ¿Diálogo con las partes y qué pretende hacer en caso de votación?

“Hay que ver si va a la boleta y quién va a llegar.
Una cosa es cierta: nunca dialogaré con los soberanistas.
El sistema electoral da para las alianzas y compartiré el camino político con los grupos cívicos que apoyan yo; no puedo decidir solo.
El panorama político es fluido, todavía estoy tratando de entender hoy.
No tener partidos detrás de nosotros es una elección deliberada.
Una elección de libertad de la lógica partidaria que ha demostrado no funcionar bien “.

En las redes sociales hay quienes se han burlado de ese “exdirector de la prisión de Ucciardone” escrito al pie de sus carteles electorales.
¿Por qué esta elección? ¿Y qué aporta usted como candidato a alcalde de su experiencia en la administración penitenciaria?

“Lo escribí porque es mi pasado profesional lo que me identifica.
Si hubiera escrito ‘ya director de Correos’ nadie hubiera tenido nada que objetar.
Afuera hay una visión distorsionada de la prisión: no es sólo un lugar de represión, pero un lugar donde se acompaña a las personas hacia otra posibilidad de vida.Aquí, para quienes como yo creemos en cambiar a las personas y al sistema, la experiencia de la cárcel caracteriza la visión de una ciudad que puede salir de esta estado de sufrimiento”.

This post is also available in: English