Palermo, las impactantes palabras del capo: “Voy a matar al arquitecto”

PALERMO – “Abrázame, estoy aquí”; “Mi sangre, mi sangre”. Las sentencias sellaron, el pasado mes de septiembre, la paz entre Pietro Badagliacca y su sobrino Gioacchino. Hacía falta algo más llamativo para demostrar que se superaban viejos agravios por cuestiones económicas.