Noticias

Palermo, ‘Estoy listo’: Abbate tenía un celular en su celular

#Palermo #Estoy #listo #Abbate #tenía #celular #celular

PALERMO – Kalsa siempre ha sido el reino de los Abbates.
Pasan la batuta del poder.
Una alternancia forzada de detenciones.
Lo importante es que mientras se espera a terminar de cumplir condena siempre hay un Abbate para gestionar la familia.

A veces ni la prisión puede detenerlos.
Ottavio Abbate, el hombre clave de la nueva investigación, estaba cómodamente sentado sentado en su celda hablando por teléfonoo.
Creía que estaba a salvo y, en cambio, las llamadas telefónicas estaban siendo grabadas.

Ottavio Abbate pasó una parte de sus años en prisión.
La primera vez que fue arrestado en 2010 cuando con el bombardeo llamado “Eleio” los carabinieri rastrearon el ascenso al poder de Antonino Abbate al frente de la familia Borgo Vecchio.
Ottavio Abbate fue condenado a 4 años de prisión.
En 2017 volvió a estar en prisión por drogas.
En 2019, mientras estaba detenido en Agrigento, recibió una nueva orden de arresto. porque dirigiría el mercado de la droga en Kalsa.

Las charlas con familiares y el celular escondido en su celular le permitieron mantenerse en primera línea.
Drogas y más.
En sus llamadas telefónicas habló de deudas a cobrar o familiares de sus coacusados ​​a ser amenazados para que no negocien la pena.
Y dinero para dárselo a su hermano Luigi, a quien todos llaman Gino y Mitrapor su familiaridad con las armas.

“Me tiene que dar 7.000 euros… Todavía no me los ha dado”, dijo su hijo Salvatore, en referencia a un sujeto cuyo apodo se conoce como “Bomba de gasolina U”.
Su padre Ottavio lo invitó a dirigirle un ultimátum: “Pero cómo te atreves, dice mi padre, no puedes quitarte la costumbre para sacar el dinero sin perder tiempo”.
La historia de una deuda había sido reconstruida en Livesicilia: hubo fricciones entre las familias del clan mafioso de Borgo Vecchio y Santa Maria Di Gesù y Ottavio Abbate fue a aclarar la situación.
Eran los días que precedieron al asesinato de Mirko Sciacchitano.

En diciembre de 2018, durante una entrevista en prisión, Vincenzo Romeo informó a Ottavio Abbate que “Tu párroco sdirrubbò”.
La referencia era al arrepentimiento de Francesco Colletti, patrón de Villabate.
Abbate se mostró incrédulo: “¿Qué estás diciendo…”.
Inmediatamente después pensó que Colletti estaba al tanto de que tenía un celular en su celular: “Necesitamos otra tarjeta…
Tengo que hacer que todos cambien las tarjetas”.

Era el celular con el que pasaba las directivas a “Nicola dello Sperone”, “stuppaglia”, “Daniele u funcia” ((apodos de personas con las que hubo historias de deuda en juego) y dio la orden de excluir de la organización a Francesco Paolo Cinà, que había comprado hachís de mala calidad del napolitano Ugo Mormone.

El teléfono estaba caliente.
Quizás porque, como dijo Salvatore Abbate“Toda la prisión tiene mi número… el que me llame”. La hipótesis es que el joven Abbate enviaba “chocolate” y eso es droga a los presos.

Toda una familia bajo acusación.
En el bombardeo de los carabineros también participa el otro hijo de Ottavio, Barco Abate, el hermano de Ottavio, Pietro, y el hijo de este último, Antonino, llamado Tony (cuya amistad y relación con Francolino Spadaro se nota) , hijo del rey de Kalsa Tommaso, quien murió bajo arresto domiciliario donde cumplía cadena perpetua por el asesinato del mariscal de Carabinieri Vito Ievolella).
El interés investigativo del fiscal adjunto Paolo Guido y de los suplentes Dario Scaletta y Giorgia Spiri también ha despertado en estos informes.