Palermo, efecto Berlusconi: Cascio en el sprint final

#Palermo #efecto #Berlusconi #Cascio #sprint #final

La candidatura del médico de fuerza podría anunciarse el miércoles.
Pero…

Ya el miércoles, el nombre de francesco casio, candidato a la alcaldía y parte del centroderecha, el de los Hermanos de Italia, en Palermo.
Aquí está el último rumor que rebota en el caos de la coalición.
Habría habido, en estas horas, una aceleración que viene de Arcore.
Berlusconi habría decidido salir masivamente al campo en primera persona y jugar al juego de la siciliana.
Sin embargo, es necesario considerar que, en tal momento, ‘las voces van veloces’ y que cada campana suena en el sentido que más le conviene.
Pero la indicación se confirma.
Silvio Berlusconi estaría en constante conversación con Matteo Salvini, que se había centrado mucho en el otro ‘Ciccio’, francesco scoma.
Las interlocuciones ahora son a nivel nacional en la tríada habitual: Berlusconi-Salvini-Meloni.

Es un momento muy delicado para el centroderecha en Sicilia, inmerso en el partido entre Palazzo delle Aquile y Palazzo d’Orleans, cuya síntesis no se encuentra en la ‘división’ entre el Municipio y la Región.
La candidatura de Cascio, si es anunciada, prevé la no participación en la mesa electoral del equipo Hermanos de Italia, decidido a mantener carolina varchi y muy decidida a no desistir de la bis candidatura de Nello Musumeci a la Presidencia.

Pero Forza Italia filtra optimismo: la convicción, es decir, de poder encontrar una unidad de propósito que, hasta ahora, se ha presentado como una quimera, quizás en un momento posterior.
Mientras tanto, la base de la Liga de Palermo se movió y le pidió a Salvini converger en un nombre para todos. Queda por ver cómo el desafío de roberto lagallaex concejal de centro del Gobierno regional, que ha dimitido como candidato, que no piensa dar un paso atrás y que ya se vuelca, igual que Carolina Varchi, por los debates públicos y por organizar listas.

Un escenario aún intrincado que, sin embargo, necesita una solución política, desde el punto de vista del centro-derecha.
Una solución que no podría llamarse rápida y que, en el mejor de los casos, serviría para reducir los daños.
El centroizquierda lanzó ayer la campaña electoral de su abanderado, que Franco Miceli que ve abrirse inesperadas praderas de victorias gracias a los descalabros ajenos.
Las divisiones no ayudan y la ‘profecía’ de Totò Cuffaro suena muy oportuno: “Si las cosas van bien, por lo que veo, el centroderecha irá con al menos tres candidatos: Varchi, Lagalla y Cascio”.

This post is also available in: English