Palermo 2022, Miceli junta los partidos pero las listas de rompecabezas siguen

#Palermo #Miceli #junta #los #partidos #pero #las #listas #rompecabezas #siguen

PALERMO – Se suponía que sería el primer encuentro oficial de Franco Miceli con los partidos de centroizquierda que lo apoyarán en la carrera por la alcaldía de Palermo, pero más que una cumbre política, la del instituto Gramsci fue un cruce entre reunión política y un oficial de presentación.
Casi un centenar de diputados nacionales y autonómicos, concejales, secretarios de partidos, posibles candidatos y simples simpatizantes, además de periodistas, que abarrotaron la sala del Cantieri della Zisa para lanzar el sprint en el Palazzo delle Aquile.

Franco Miceli

Orlando grande ausente

La gran ausente es Leoluca Orlando, representada por el diputado Fabio Giambrone, pero por lo demás están todos: los parlamentarios nacionales Adriano Varrica y Carmelo Miceli, los regionales Giampiero Trizzino, Antonello Cracolici, Giuseppe Lupo y Roberta Schillaci, el concejal Toni Sala, el provincial la secretaria del Pd Rosario Filoramo, la izquierda de Giusto Catania, Vincenzo Fumetta, Ninni Terminelli y Barbara Evola, los “ex” candidatos a alcalde Mariangela Di Gangi y Alberto Mangano, los concejales Rosario Arcoleo, Valentina Chinnici, Milena Gentile, Massimo Giaconia, Antonino Randazzo y Viviana Lo Monaco, la minoría dem de Antonio Rubino y Fabio Teresi, el área encabezada por Claudio Fava.

Todo alrededor de Miceli

Un parterre se reunió en torno a Miceli que por la tarde, con una nota de prensa, ya había lanzado su idea de pacto por la ciudad además de identificar algunas prioridades: la dimensión metropolitana, el problema del cementerio, el tranvía, el municipio cuentas El tema real, sin embargo, permanece bajo el radar y es el de la discontinuidad con Leoluca Orlando: el legado del Profesor se ha convertido en un campo de batalla entre quienes lo defienden a espada, como los orlandeses y la izquierda, y quienes en cambio quieren distanciarse como los M5 y en parte también el Partido Demócrata.
Le tocará a Miceli encontrar una difícil mediación, con Orlando quien en su nota de apoyo al Presidente de los Arquitectos no dejó de subrayar la necesidad de “retomar con fuerza el camino trazado en los últimos diez años”; una estocada no demasiado velada contra Giuseppe Conte y Francesco Boccia y que inevitablemente alimenta las tensiones en una coalición que hoy se encuentra compacta, pero que hasta hace unos días era rehén de vetos cruzados y rupturas internas en los partidos.
Incluso aquellos que no querían a Miceli ahora parecen entusiasmados.
Agua bajo el puente, según lo visto hoy, o tal vez polvo escondido bajo la alfombra a la espera del desenlace electoral, tras el cual ajustar cuentas.

El nodo de listas

Sin embargo, la reunión también es una oportunidad para abordar el otro tema, a saber, el de las listas.
De momento hay cuatro seguros: Pd, M5s, la Izquierda común y la del candidato a alcalde que, sin embargo, puede no ser suficiente; de ahí la idea, propuesta por Giusto Catania, de un ala “que reúna las fuerzas sociales y cívicas”.
Una referencia velada a la “cívica” que en cambio podría fluir hacia el tablón Miceli.
Giambrone va más allá y pide hacer más de uno: “En 2017 nuestro civismo recogió más del 20% de los votos, ¿por qué renunciar a eso?”.
No es que los orlandianos tengan la menor intención de hacer su propia lista: el no a la primaria y las tensiones por la discontinuidad han convencido al Profesor de no postularse, a pesar de los pedidos, así como de no presentar su propio símbolo.
Giambrone aún no ha disuelto la reserva, pero si se postula para el Palazzo delle Aquile solo lo hará en el Partido Demócrata.
“Sin embargo, es necesaria la coordinación de las listas”, añade el teniente de alcalde que también pide intentar implicar a Rita Barbera, la única de la izquierda que queda en la solitaria carrera.

objetivo de la boleta

Más allá de los anuncios, los partidos se ocupan de los posibles resultados: aún no está claro qué pasará en la derecha, pero la esperanza del centroizquierda es pasar del 30% jugando la papeleta.
Un gol posible solo con un número adecuado de símbolos que se colocarán en la papeleta.
Miceli escucha las intervenciones, toma notas pero mientras tanto los Cantieri también discuten candidatos para la Sala della Lapidi.
El llamado de Boccia a la “bajada” de los grandes nombres encontró dispuesto a Carmelo Miceli, mientras que Giuseppe Lupo se limitó a decir “estar a disposición del partido”; El no de Cracolici es categórico.
El dem podrá contar con los salientes Arcoleo, Gentile y Sala, además del presidente de la Quinta Fabio Teresi, Valerio Bordonaro, regidor Paolo Petralia.
La situación entre los grillini es más incierta: excluyendo la consulta en línea para la elección de candidatos, se espera un reglamento que aclare las reglas.
Ciertos jugadores salientes, Trizzino aún en la balanza.
Por la izquierda correrán Giusto Catania, Mariella Maggio, Barbara Evola, Ninni Terminelli, Marcello Susinno, Fausto Melluso, Massimo Sgroi, la abogada Claudia Amato; en altura Fava, Mariangela Di Gangi y Ottavio Navarra pero no está claro en qué lista; Alberto Mangano podría aparecer en la del alcalde.

“Debemos estar ocupados”

El auto todavía arrancó y el objetivo es presionar el pie en el acelerador.
“El momento de la fiesta debe ser breve, hay que ponerse a trabajar”, advierte Filoramo, repetido por Catania: “Hay que ganar los votos”.
La cuestión es que Miceli, como apunta su gran patrocinador Cracolici, está en desventaja al menos desde el punto de vista de la popularidad: “Los candidatos de centro-derecha llevan años en el escenario político y parten con ventaja, hay que recuperar ese handicap con una propuesta fuerte a la ciudad que divide, discutir cómo la recuperación del centro histórico en 1993.
Apuntamos al mar y le pedimos a los palermitanos que estén ahí”.
Un llamamiento a la participación que no sólo es ideal, dado que el Partido Demócrata ha lanzado la idea de una “recaudación popular” de 10 € cada uno para apoyar a Miceli: “Una forma de transparentar el aspecto económico de la campaña”.
Y quizás también para no depender demasiado de los partidos.

This post is also available in: English