Messina, Fui el único médico que practicó la interrupción del embarazo

#Messina #Fui #único #médico #practicó #interrupción #del #embarazo

MESINA. «Básicamente, siendo el único médico no objetor en la ciudad, No puedo enfermarme ni irme de vacaciones”.
hablar es Rosario D’Annasubdirectora de la UOC y de la escuela de especialización de Obstetricia y Ginecología, la única profesional «superviviente» a orillas del Estrecho para practicar el aborto, que comenta los datos «medievales» de la ciudad y la provincia, explicando cómo, en varios casos, para determinar la decisión de sus colegas no son razones éticas, morales o religiosas: «Hacer un aborto, y por tanto un legrado, desde el punto de vista profesional no es especialmente gratificante.
Puedo decir con certeza que muchos de los médicos en esas listas no son «objetores», pero no han sido puestos en condiciones de trabajar satisfactoriamente.
Por eso muchas veces desisten por cansancio y frustración”, explica, centrándose específicamente en los problemas de presupuesto y en las elecciones de Asp y de las empresas hospitalarias.
“Ya haces algo no calificado que quita tiempo de otros trabajos, además termina convirtiéndose en un servicio marginado por una serie de problemas.
No le doy la responsabilidad a los médicos (después de todo, es su elección), pero quién debe protegerlos, tal vez pensando en algún incentivo».
«Si puedo hacerlo – continúa – es solo gracias a la ayuda de los aprendices, que están interesados ​​en estos temas.
Afortunadamente este año encontré un grupo muy sensible sobre el tema.
Solo nunca podría hacerlo».
Un escenario, el actual, que por tanto parece mejorar respecto al de hace dos años, cuando los objetores, entre los médicos en formación de especialistas del Policlínico, eran 16 de 17 (datos oficiales facilitados por la dirección del hospital).
“En este momento estamos completamente fuera de la ley, como pude reiterar a la Directora de Salud de la ASP -continúa D’Anna- y francamente no entiendo por qué las asociaciones feministas no denuncian.
La Ley 194 habla claro, y cada administración debe suplir las carencias, ya sea con personal propio o mediante convenios específicos, como ya sucedió en 1979 en el hospital de Sant’Angelo dei Rossi.
En ese momento había una veintena de no objetores, en un período en el que, en toda Italia, hubo un millón de interrupciones de embarazo.
Ahora se reducen a menos de 100 mil pero es obvio que se ha vuelto a recurrir al aborto clandestino. ¿Adónde deberían ir? Si yo me ausentara por vacaciones o por enfermedad, una chica no podría hacer otra cosa que probar suerte en otra provincia o en otra región, pero es un perro que se muerde la cola, considerando que aún en otras latitudes los no objetores ya están sobrecargados de trabajo».
Pero, ¿cuántos abortos se practican cada año en Messina? «Tengo una sesión a la semana, en la que sigo a un máximo de 5 personas.
Potencialmente, por lo tanto, somos entre 200 y 220 casos. Hasta hace unos años aquí en el Policlino éramos tres para atenderlo, ahora estoy solo».
Malas noticias con respecto también la «píldora abortiva» Ru486que da la posibilidad de recurrir a un aborto farmacológico sin cirugía y en cumplimiento de la ley 194.
Nombre comercial del fármaco Mifegyne (Mifeprostona), llegó a Italia en 2009 (después de años de postergaciones y controversias) pero en los hospitales de Messina sigue siendo un espejismo.
“Solicité en noviembre.
Ahora nos quedamos esperando».

Noticias de Sicilia 2022-06-28 00:41:00

This post is also available in: Inglés Francés Español