Noticias

La historia de Roberta: “Vivo en Puglia pero extraño a Unipa, disfrútalo como puedas”

#historia #Roberta #Vivo #Puglia #pero #extraño #Unipa #disfrútalo #como #puedas

En las últimas semanas, algunos han vuelto a ser tópicos críticosty de Unipa.
Desde las ineficiencias hasta la escasa oferta formativa, el frente estudiantil parece compacto en pedir intervenciones estructurales para mejorar los servicios.
A continuación, en claro contraste con los otros testimonios reportados hasta ahora, aquí está el mensaje de roberta galloun ex alumno de Unipa que durante algún tiempo dejó Sicilia.

Estimados colegas,

con respecto a los comentarios en esta página, pensé que tendría mi opinión directamente.
Me he estado graduando de un par de años en Ciencias de la Educación y puedo decir que la experiencia de tres años de la Universidad la viví en la piel tanto como pude: sé lo que significa sacar notas bajas pero otras que son igual de buenas y sé lo que significa tener obstáculos para algo que va de la manera que queremos de verdad.
Pero justo en el hipo quiero empezar a contarte mis pensamientos.

La universidad no es una carrera de 30 y honores, la universidad no se destaca frente a sus colegas, la universidad también cuenta las notas bajas y mediocres porque como siempre he dicho, cada nota es fruto del esfuerzo, del cansancio por lo tanto es todo tuyo.
Sea cual sea el voto, es tu mérito..
No mires el conocimiento de tus materias solo encaminado a las notas ya que te aseguro que, una vez que salgas del salón de graduación al día siguiente, el mundo laboral te espera y si no estás listo – no para sobresalir – sino para ser tú mismo Creo que será difícil relacionarse con el mundo.

Aprende a ser TÚ MISMO durante tus años universitarios: ayuda a tus compañeros, agrupa, pide consejo a los profesores, ten hambre de conocimiento y capacítate para llevar a cabo tu misión de la forma más correcta y honesta posible.
No uses subterfugios ya que no sirven para tu vida real.no toméis a los maestros como enemigos sino como vuestros aliados hacia la vida.

En lo personal, este último ha puesto muchas veces un rayo en la rueda con situaciones graves en las que durante años he competido con mis monstruos internos: los conocía uno por uno, los odiaba pero luego me di cuenta de que la vida es esto: vivir en la adversidad para ganar contra nosotros mismos quienes, muchas veces, son nuestros mayores enemigos.

A lo largo de los años he aprendido a amar a mis monstruos internos, he sido apoyada por maravillosos maestros donde no me sentí solo un estudiante de primer año o un número, sino una persona.
Tengo que dar las gracias a cada uno de ellos por hacer esto posible y esta es la base de la relación universitaria, y más allá.
La vida te hace probar tantas situaciones pero el verdadero ganador es el que resiste y siempre cumple con sus deberes a su propio ritmo.
No tengas miedo de tener problemas, de sufrir, de ser siempre el último: todos tenemos nuestros problemas de diversa índole pero – por favor – les digo como hermana que no se dejen abrumar.
Date tu tiempo pero siempre pelea, pide ayuda, grita cuando lo necesites y siempre desahoga todo.

Entonces sécate las lágrimas y sigue soñando, sean lo que sean pero sueña y haz tus sueños realidad.
Solo así el mundo será un lugar mejor para todos Mi pensamiento está con todos los estudiantes que luchan todos los días con problemas en el hogar, problemas financieros, problemas personales, que luchan por ser entendidos por alguien.
Que grite algo y deseo que encuentres gente que te entienda sin dar demasiadas explicaciones y vueltas de frase.
Estudiad siempre: pero no con la ansiedad del voto, no sois solo vuestros votos sois mucho más.
El voto es un número que identifica tu preparación en ese momento de la vida pero la cultura es otra cosa.

Estudia para tu cultura, estudia para ti mismo, estudia para tu futuro trabajo.
¿Qué pasa si sale mal? Inténtalo de nuevo…
así se forma el carácter y te aseguro en mi piel que cuando el rector de tu carrera te proclame doctores todo será diferente: el cercano -real o virtual- debe simbolizar la fuerza y ​​el orgullo de hombres y mujeres – vuestros maestros – que os han formado para llevar a cabo vuestra misión.
Te escribe una estudiante que, ahora se ha ido de Palermo, pero vive en el sur profundo y créanme todo mundo es un país, la Unipa no apesta.
Unipa es parte del mundo y tiene todos los problemas de cualquier organización que se precie pero aún hay mucha humanidad y ganas de mejorar todo.
Vivo en Puglia pero llevo nuestra Sicilia en la palma de la mano y créanme que extraño mucho la Universidad de Palermo, por eso estoy haciendo todo lo posible para terminar la Universidad con mis profesores.

Con la esperanza de haberte dado que pensar, te deseo un buen estudio y que disfrutes de la Universidad todo el tiempo que puedas.
Con amor, Roberta Gallo
“.

Lea también:

Unipa
Unipa

Sobre el Autor