Noticias

La Dia: la mafia levanta cabeza aprovechando la pandemia. En Palermo un pacto con los nigerianos

#Dia #mafia #levanta #cabeza #aprovechando #pandemia #Palermo #pacto #con #los #nigerianos

En Sicilia la coexistencia de diferentes matrices mafiosas, “Tanto autóctonos como ajenos, la convivencia se da cuando en un mismo territorio se alcanzan acuerdos utilitarios en uno o más sectores de interés, confirmando aún más la tendencia, ya surgida en el pasado, de renunciar a la violencia y los conflictos sangrientos en favor de una preferencia por los negocios” .
Así se desprende del último informe semestral presentado a las Cámaras por Dia, según el cual “en este contexto suponen un ‘quid novis’ relaciones con las mafias nigerianas, especialmente en la ciudad de Palermo donde las asociaciones centroafricanas parecen haber adquirido una ventaja competitiva en el sector de los estupefacientes. Los ‘cultos’ nigerianos son capaces de gobernar la oferta y la demanda, los flujos de sustancias estupefacientes y, sobre todo, las cuantiosas ganancias derivadas de un mercado que sigue prosperando a pesar de la pandemia».

La droga sigue representando “la principal forma de enriquecimiento” y ni siquiera “la presión extorsionista parece haber disminuido: el carácter parasitario de la Cosa Nostra sigue representando un fundamento indispensable de la mafia incluso en una contingencia económico-financiera fuertemente condicionada por la consiguiente crisis”.
ante la propagación de la pandemia del Covid-19”.
La Cosa Nostra, y más en general el crimen organizado de tipo mafioso, “logra un control generalizado y capilar sobre el territorio de competencia en el mercado legal de los juegos y apuestas en línea” y se confirma como capaz de “llenar cualquier tipo de vacío de la Estado en razón de una sólida actitud para explotar las debilidades y especular sobre empresas y comunidades en dificultad.
La crisis de la pandemia, que agrava una crisis económica y social de larga data, habría favorecido el crecimiento del consenso, especialmente en las zonas más pobres de Sicilia.
La ‘mafia del estado del bienestar capaz de asegurar puestos de trabajo en negocios comerciales extorsionados, usos en la cadena delictiva del tráfico de drogas y distribución de alimentos a favor de familias en dificultad, representa hoy la mejor inversión posible de las mafias para garantizar la perpetuación de la vida social.
y control territorial en el futuro”.

Drogas y golosinas, el negocio principal de los clanes extranjeros

“El negocio principal de los grupos extranjeros en Italia se centra en el tráfico de drogas, pero el tráfico de personas y la facilitación de la inmigración ilegal también son importantes en términos de tamaño y peligrosidad”, también se desprende del informe Dia que subraya en primer lugar el peligro creciente de Asociaciones nigerianas, “involucradas de lleno en el narcotráfico a través de una compleja red de correos ovulatorios que introducen heroína y cocaína en el territorio nacional utilizando medios de transporte aéreos y terrestres normales o explotando las rutas de los flujos migratorios irregulares”.
La delincuencia nigeriana también se dedica a la trata de seres humanos vinculada a la explotación de la prostitución y la mendicidad forzosa así como a la falsificación de documentos, falsificación de dinero, estafas y fraudes informáticos.
La delincuencia china presenta «una estructura sustancialmente jerárquica cuyas connotaciones se centran en las relaciones de carácter familiar y solidario.
En algunos casos han surgido acuerdos funcionales con organizaciones italianas o la constitución de pequeñas asociaciones multiétnicas destinadas a la gestión de la prostitución, la comisión de delitos económicos y el tráfico de residuos».
Los principales delitos cometidos fuera de la etnia son “falsificación, tráfico y tráfico de metanfetaminas, delitos financieros y movimiento ilegal de dinero, manejo de juegos y apuestas clandestinas”.
El principal sector de interés para la delincuencia albanesa es el del tráfico de estupefacientes “aunque también está activo en el tráfico de armas, el tráfico de personas y la explotación de la prostitución, en ocasiones de acuerdo con organizaciones rumanas y nigerianas”.

En el tráfico de drogas, en particular, “las facciones schipetare calificarían como particularmente confiables y ahora plenamente establecidas en la escena internacional”.
La delincuencia rumana se expresa “tanto de forma no organizada como a través de grupos estructurados reales.
En este último caso, las asociaciones, a veces multiétnicas, se orientan hacia actividades ilícitas más complejas y lucrativas como el tráfico de drogas y de armas”.
El crimen organizado sudamericano “opera sobre todo en varias regiones del norte de Italia, particularmente en Lombardía y Liguria, y en menor medida en Lazio.
Se trata de asociaciones que, además de dedicarse a la comisión de delitos contra el patrimonio y la explotación de la prostitución, colaboran con otras facciones extranjeras o italianas en la gestión del tráfico de estupefacientes desde Latinoamérica”.
La delincuencia en los Balcanes y los países de la ex Unión Soviética “se activa principalmente en la comisión de delitos contra la propiedad, ayuda a la inmigración ilegal, tráfico de armas, estafas, contrabando, explotación de la prostitución, robo de cobre y tráfico de drogas”, mientras que las asociaciones criminales de origen norte-centroafricano han destacado durante algún tiempo” el interés preeminente en el tráfico y tráfico de estupefacientes, por los delitos relacionados con la cadena de inmigración ilegal, a menudo contextuales al contrabando de tabacos extranjeros elaborados, así como por el tráfico y la explotación de trabajadores».
Finalmente, las organizaciones criminales formadas por sujetos de países de Medio Oriente y el Sudeste Asiático son “activas en ayudar a la inmigración ilegal y al tráfico de drogas, en particular heroína importada de los países de origen siguiendo las rutas de tránsito de los migrantes.
Sin embargo, también hay actividades en el sector de la usura y el reciclaje”.
Se trata generalmente de facciones multiétnicas -las del Sudeste Asiático con un predominante origen indio y pakistaní- que actuarían en cooperación con la zona criminal balcánica así como con las turcas y griegas».

La identidad mafiosa alardeada en las redes sociales

“Cada vez es más frecuente el uso de las redes sociales para compartir mensajes de texto y fragmentos audiovisuales explícitos de inspiración camorrista”, continúa Dia, según la cual “existe un fuerte riesgo de que la identidad mafiosa se pueda apoderar también de la credibilidad y la autoridad del perfil social.
que engrandece y difunde la reputación delictiva del sujeto con condición de hombre de la Camorra.
A través de fotografías y publicaciones, los afiliados a organizaciones criminales harían alarde de su pertenencia al grupo y comentarían las acciones de fuego: la exaltación del poder criminal de su grupo, combinada con la práctica generalizada de la ostentación recurrente, daría una imagen clara de la perversa subcultura mafiosa con la que la Camorra pretende imponer su afirmación sobre el territorio”.

© Todos los derechos reservados