Emergencia por frío en Palermo para los sin techo: las acciones en el campo de los voluntarios y el Municipio

En la ciudad de Biagio Conte todavía hay muchos, casi cien, que duermen en la calle, en los vagones de tren abandonados en la estación, en las aceras, bajo las arcadas, en las gradas de las iglesias. No tienen casa, ni familia, ni trabajo, no tienen más que esos trapos y cartones con los que intentan protegerse del frío. Y los llevan consigo a todas partes incluso durante el día porque si alguien se los lleva corren el riesgo de morir de frío.