Noticias

El histórico bar “baby luna” cierra en Palermo. Costos insostenibles

#histórico #bar #baby #luna #cierra #Palermo #Costos #insostenibles

¿Nos vemos en “Baby Luna”? Ya no.
Cierra histórico estanco en Palermo: “imposible asumir los gastos”

Después de casi medio siglo, en Palermo, se bajan las persianas del bar de tabaco “Baby Luna”, un conocido punto de encuentro en la carretera de circunvalación, exactamente en el número 1843 en viale Regione Siciliana, en el puente Corleone.

Abierto desde 1978, el “Baby Luna” ha sido el punto de referencia para muchos trabajadores y viajeros que pasaban por allí para sus viajes fuera de la ciudad o por trabajo y para los transportistas que salían de Palermo antes de emprender su viaje.
Bar, cafetería, restaurante, pizzería y pub, desde 2009 también vende tabaco.

El Ge.Co.
– Gestioni Commerciali srl – entregó las cartas de despido a los nueve empleados que permanecerán sin trabajo.
Un pastelero, un asador, cuatro empleados de mostrador y tres cajeros han sido despedidos por cerrar el negocio, ya que ahora se ha vuelto imposible asumir los costos.
“Estamos enojados porque nos sentimos abandonados, pero no con la empresa.
No tienen nada que ver con eso.
La Municipalidad de Palermo nos tendrá en la conciencia, que se ha olvidado de nosotros ”- dicen los trabajadores.
Las restricciones y reaperturas a trancas provocadas por la pandemia y luego la difícil accesibilidad al lugar por las obras en el Puente Corleone imposibilitaron llegar al estacionamiento frente al café-diner, dando el golpe de gracia a el negocio de la familia Flower que parecía estar consolidado desde hace tiempo y que en cambio sufrió una caída de más del 70%.

¿El cierre? Un riesgo predecible y concreto

La misma Marilena Fiore, dueña del “Baby Luna” ya había intervenido en el pasado denunciando la situación de aislamiento que vive su negocio y pidiendo un cotejo con las instituciones, luego de haber tenido uno informal e inconcluso.
En cuanto a los refrescos, la empresaria no cuestiona su utilidad pero, en su opinión, se hubiera necesitado algo más inmediato.
“Sí, los refrigerios pueden servir.
Pero necesitamos liquidez inmediata.
Le hemos dado mandato a nuestro abogado para que proceda contra el Municipio, pero sabemos que hay tiempos largos.
Tenemos miedo de cerrar, es un riesgo real”

Dorotea Rizzo