De Puccini a Leoncavallo, sigue siendo ‘Bhoème’ a Bellini Catania

– CATANIA, 09 DE DICIEMBRE – Seguirá siendo Bohème, la de Ruggero Leoncavallo que siempre sufrió la comparación con la obra maestra de Giacomo Puccini, en el teatro máximo Vincenzo Bellini de Catania. A pocos días de la conclusión de las representaciones de la Bohème de Puccini, que inauguró la temporada de ópera, el cuerpo de ópera del Etna ofrece una comparación inmediata con la ‘gemela’, que se representará por primera vez en Catania, el domingo 11 y el martes 13 de diciembre. , como parte de la temporada de conciertos.

Vuelve al podio la batuta de Fabrizio Maria Carminati, director artístico de los Bellini, que dirigirá la orquesta y el coro del teatro. Una oportunidad imperdible para escuchar en directo la poco concurrida partitura del compositor napolitano, que también se diferencia a nivel narrativo, más fiel a la misma fuente literaria, ‘Scènes de la vie de bohème’ de Henry Mürger.

Los solistas vocales son de gran calidad. La historia de las dos jóvenes parejas se revive a través de las voces de Selene Zanetti (Mimì), Gaston Rivero (Marcello), Elena Belfiore (Musette), Luca Bruno (Rodolfo). Completan el reparto: Domenico Balzani (Schaunard), Roberto Lorenzi (Colline), Gianni Luca Giuga (Barbemouche), Blagoj Nacoski (un vulgar, un caballero), Monica Minarelli (Eufemia), Saverio Pugliese (Gaudenzio, Durand), Paolo Ciavarelli (vizconde de Pablo). También de clara fama es el maestro de coro Luigi Petrozziello.

El Bellini de Catania retoma así una tradición que, sin renunciar y junto a las producciones, prevé también la interpretación de títulos en forma de concierto. Tampoco será un caso aislado: La Bohème de Leoncavallo abre el ciclo “El teatro musical en concierto”, que continuará con Sub tutela Dei. Para el juez Livatino, música de Matteo Musumeci, libreto de Vincenzo Vitale, obra expresamente encargada por el Teatro Massimo Bellini para conmemorar al joven magistrado asesinado bárbaramente por la mafia. .