Caltanissetta, las asociaciones de SOS SICILIA CENTRAL patrimonio cultural ‘maltratado’, indiferencia de las instituciones

#Caltanissetta #las #asociaciones #SOS #SICILIA #CENTRAL #patrimonio #cultural #maltratado #indiferencia #las #instituciones #Fatto #Nisseno

CALTANISSETTA – RECIBIMOS Y PUBLICAMOS.
Apenas hay un día en el que no estalle una polémica, un debate, una duda sobre el patrimonio cultural y el patrimonio memorial de Caltanissetta.

Del relato del uso indebido, no autorizado por la Superintendencia, del histórico Palacio Moncada y sobre cuyas responsabilidades ha caído un velo; a las enésimas jornadas sobre minas a falta de un proyecto de recuperación (al menos) de la memoria sulfurosa y por tanto también del Cementerio de Carusi que se encuentra en total estado de abandono; del apoyo “virtual” a un comité ciudadano para el mantenimiento de la antena de la RAI, a falta, sin embargo, de una partida presupuestaria que prevea su gestión y de un cambio fundamental de titularidad de la propia antena que probablemente nunca se produzca; el diseño de una escalera mecánica que destripará, aunque soterrada, la imponente escalera Silvio Pellico para cuya construcción, ciertamente no prioritaria, el Ayuntamiento ha recibido un préstamo de 500.000 euros del Ministerio del Interior; al riesgo de desmantelar el Museo de la primera escuela primaria de Caltanissetta, la San Giusto, para dar cabida a las aulas del CIPIA después de haber sido prometido públicamente al Director del Instituto Integral «Vittorio Veneto», cuyo complejo es parte, que esto nunca sucedería.

Por no hablar de lo que ya no se habla porque fue absorbido por el olvido de los préstamos prometidos y nunca llegados, es decir, el estado de abandono y degradación de nuestros sitios arqueológicos, cerrados y saqueados diariamente por «ladrones de la antigüedad» mientras que en otros lugares, incluso a poca distancia, albergan eventos y alojamiento turístico.
Y, sin embargo, nos enteramos con gran sorpresa por los medios de comunicación de la reconfirmación de quienes, desde 2019 hasta hoy, poco o nada han hecho por proteger y valorizar nuestro patrimonio arqueológico.

Como SOS Sicilia centrale somos testigos cada vez más atónitos de la indiferencia institucional con la que, tras la pantalla de las tarjetas en su lugar y el riesgo de pérdida de financiación, procedemos con confianza y desprecio por hechos incontrovertibles: la ausencia de una planificación que considere el statu quo económico, social y cultural de la ciudad de Caltanissetta.

Varios ya se han pronunciado sobre el proyecto de mecanización de la escalera Silvio Pellico y, en una perspectiva de desarrollo de infraestructuras viales, que prevé la construcción de un nuevo estacionamiento de buses también en la zona de vía Rochester, la propuesta no sería un despropósito, si sin embargo no tocó uno de los artefactos más típicos y monumentales de Caltanissetta y si, en la zona, no había escaleras mucho menos nobles que se prestaran bien a su uso.

En una ciudad como la nuestra, donde la única escalera de servicio para el acceso de minusválidos -que conecta la entreplanta y la planta noble del citado Palacio Moncada- está normalmente fuera de uso, en la que el único subterráneo -es decir, el que conecta los dos frentes de Corso Testasecca bajo Piazza Grazia- está abandonada como receptáculo de botellas y colillas, sería realmente un gran desafío no tanto construir, sino gestionar una escalera mecánica subterránea, en una fuerte pendiente y que, hoy como hoy, conecta dos tramos peatonales poco frecuentados por los ciudadanos.
Los problemas de la ciudad, de hecho, no radican tanto en el gasto de la financiación de turno, que a menudo es considerable, como en la lógica global de las intervenciones y el uso posterior.
No falta financiación desde el centro Michele Abbate hasta el antiquarium Gibil Gabib, desde la Biblioteca Scarabelli hasta las excavaciones de Sabucina, pero estos lugares viven solo si hay alguna actividad (en Sabucina, ni siquiera eso): en la norma están cerrados o hace el salario mínimo, revelando cómo el tejido conectivo que construye una comunidad, es decir su cultura, es muchas veces un kit de fachada.

Nos preguntamos dónde terminó ese momento auroral cuando esta Administración tenía preparadas tres jornadas para involucrar a la ciudad en proyectos de regeneración urbana.
Ciertamente no son las asociaciones (aunque no reunidas en ningún Consejo) las que carecen de ganas y proactividad para colaborar.
Recordamos a nuestros políticos que las únicas partes interesadas que deben consultar son los ciudadanos de Nissen, si no para hacer un comercial, al menos para preguntarles qué tramos de carretera serían más frecuentados si se eliminaran las barreras arquitectónicas.
Esperamos, por tanto, que este proyecto de escaleras mecánicas, a cuyos costes corremos el riesgo de sumar estragos, quede en espera hasta que haya certeza de que no se producirán daños materiales y estéticos en las estructuras arquitectónicas y de que habrá una gestión futura con total claridad.

Las asociaciones de SOS SICILIA CENTRAL

(Asociación Alquimia, Asociación Arqueológica Nissena, Asociación Ciudad Viva, Comité de barrio Gibil Habib, Italia Nostra Sicilia, Pro Loco de Caltanissetta, PiùCittà, SiciliAntica)

Noticias desde Sicilia 2022-06-20 19:27:00

This post is also available in: Inglés Francés Español